lunes, 21 de agosto de 2017

Costa Rica. Pronunciamiento de la Campaña por la Libertad sindical en la Empresa Privada

Campaña: Por la Libertad sindical en la empresa privada 

Costa Rica, 21 de agosto, 2017.

Las organizaciones firmantes de este comunicado consideramos que:

La Libertad Sindical es un derecho humano en Costa Rica, pero es violentado permanentemente en las empresas privadas del país.

Recientemente hemos visto casos que reflejan la violación al derecho de organización de las personas trabajadoras para defender sus derechos laborales más básicos.

Uno de los casos más graves de persecución sindical, la enfrentan los trabajadores de la empresa piñera Exportaciones Norteñas en Santa Fe de Los Chiles, donde actualmente está en grave peligro la vida del secretario de conflictos de SITRASEP Jouseth Chaves Rodríguez y el delegado sindical Francisco Cruz Díaz.

Entre las tantas situaciones de persecución sindical se encuentra la negativa del reconocimiento de la seccional de SITRASEP en la fábrica de plásticos SAJIPLAST, donde el pasado jueves 17 de agosto en la noche un trabajador murió como consecuencia de un accidente laboral. Esta tragedia se hubiera podido evitar si los empresarios hubieran acudido a los múltiples llamados del Sindicato de sentarse a negociar y buscar soluciones a los problemas de seguridad e higiene en esa empresa.

Otro hecho que confirma la falta de libertades sindicales en el país es el más reciente despido y represión de los trabajadores de la empresa Comercializadora Fertinyc S.A. en la finca piñera La Nenita Farm en San Pablo de Los Chiles, por fundar una seccional sindical. En este último caso la empresa despidió a sus 25 trabajadores, por tener el 90% sindicalizado.

En la empresa SAJIPLAST el no reconocimiento del sindicato y su negativa a sentarse a negociar sobre las condiciones de seguridad e higiene en la empresa, tuvo como resultado lamentable la muerte de un trabajador por un accidente de trabajo el jueves 17 de agosto en la noche.

La Finca La Nenita Farm pertenece al empresario Wilberth Gómez Rojas, quien incluso ha salido en redes sociales tildando a los trabajadores de “extremistas”. La Fuerza Pública, por solicitud de este empresario, expatrió a 3 trabajadores nicaragüenses que esperaban negociar con la empresa el cumplimiento de sus derechos laborales.

Consideramos gravísimo que a la inmensa mayoría de la clase trabajadora del país no se le respetan todos sus derechos laborales. Según datos de la Encuesta Nacional de Hogares del 2016 un 33% de los trabajadores no gana salario mínimo y a un 40% no se le respetan 2 o más derechos laborales básicos. En varias de las fincas agrícolas la jornada laboral se extiende muy por encima de las 8 horas, llegando incluso a las 22 horas continuas según las denuncias de los propios trabajadores; que además de efectuar una jornada insalubre no reciben ni siquiera un reconocimiento salarial adecuado.

La existencia de una dictadura empresarial contra la libertad sindical en el país es fuente propicia para la construcción de una serie de ataques sistemáticos a las condiciones de trabajo en las empresas privadas, utilizando la subcontratación y la informalidad laboral para obtener más ganancias por el trabajo humano.

Parte de las violaciones a la legislación laboral se refleja en los accidentes que suceden dentro de las fincas piñeras e industrias manufactureras del país. En la Finca Exportaciones Norteñas anteriormente se ha denunciado vuelcos de carretas con trabajadores que los dejan hospitalizados por semanas, accidentes donde un trabajador perdió una pierna, entre otros. En las empresas de la GAM como SAJIPLAST, los accidentes también son tema de todas las semanas. En la mayoría de estos accidentes, los trabajadores no tienen cobertura de la seguridad social por la evasión patronal a la CCSS y al INS.

Son las mujeres trabajadoras y los migrantes parte fundamental de la fuerza laboral del país pero quienes sufren los más altos niveles de explotación laboral, siendo consecuencia directa del machismo y la xenofobia que existe en la sociedad que es reproducida por el empresariado para beneficio propio.

En el caso de las mujeres trabajadoras, muchas de ellas son sometidas a abusos sexuales de parte de sus jefaturas bajo amenazas, lo que las lleva a no denunciar formalmente la situación. Además, en las fincas agrícolas se presentan casos de mujeres embarazadas expuestas a los agroquímicos peligrosos, lo cual pone en riesgo su vida y el proceso adecuado de gestación.

Las empresas se aprovechan de las personas en condición migratoria irregular para pagarles menos, no asegurarlas, y violarles todos sus derechos aumentando así sus ganancias. El gobierno ha demostrado que no le interesa el estatus migratorio de los obreros mientras se encuentran en condición de explotación laboral, pero apenas se organizan para pedir sus derechos reacciona con violencia contra ellos acudiendo al llamado de la empresa que hasta el momento ha estado violentando la ley con su complicidad.

Las empresas del sector agroindustrial del país, realizan un intensivo proceso de destrucción del medio ambiente en las zonas rurales, sin tener control alguno por parte del gobierno, trayendo consigo consecuencias nefastas para los trabajadores y sus familias que viven cerca de esas plantaciones.

Denunciamos el papel del gobierno de Luis Guillermo Solís y del Ministerio de Trabajo, que ante graves hechos violatorios a Derechos Humanos y la libertad sindical, mantienen una pasividad cómplice con la patronal; y por otro lado coloca a la Fuerza Pública como garante de los intereses del empresariado como si fuera la seguridad privada de la empresa.

El caso de la persecución en la finca La Nenita Farm es el primer caso de denuncia laboral presentada ante el Ministerio de Trabajo después de entrada en vigencia de la Reforma Procesal Laboral. Sin embargo, pese a las promesas de agilización del proceso los tiempos no fueron cumplidos a cabalidad y tampoco se efectuó la medida cautelar de reinstalación de los afectados.

Ante esto: 


Hacemos un lanzamiento público de la Campaña “Por la Libertad Sindical en la Empresa Privada” con el fin de aglutinar nuestros esfuerzos para garantizar que la libertad sindical sea un derecho respetado en Costa Rica, sin represión ni persecución a los trabajadores que decidan ejercerlo.

Hacemos un llamado a los sindicatos del sector público a brindar solidaridad efectiva a los trabajadores del sector privado que luchan por su libertad sindical.

Llamamos a todas las organizaciones del movimiento social a sumarse a esta campaña y apoyar la lucha de los trabajadores y trabajadoras del sector privado.

Exigimos al gobierno que garantice el cese de la persecución a Jouseth y Francisco, regularización migratoria de todos los trabajadores nicaragüenses, reinstalación de trabajadores despedidos por persecución sindical, así como el inmediato reconocimiento de la Seccional de SITRASEP en SAJIPLAST y la Nenita Farm.

Exigimos al gobierno que garantice una efectiva y prioritaria protección de los derechos de las personas trabajadoras en el sector privado, empezando por la Libertad Sindical y por garantizar que en Costa Rica se pueda luchar sin ser perseguido.

Así también exigimos a las empresas que respeten sus derechos, empezando por la preservación de la vida de las y los trabajadores que se organizan, cesando la persecución, respetando la legislación nacional e internacional en materia de libertad sindical y Derechos Humanos.

Firmamos en San José el 21 de agosto de 2017.

Organizaciones: 


Sindicato de Trabajadores del Sector Privado (SITRASEP)
CootraOsa
Ditsö
Coordinadora Norte Tierra y Libertad
Convergencia UCR
Ni una Menos Costa Rica.
Frente Ecologista Universitario.
Partido Patria Nueva
Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica
Alternativa UCR
Nuevo Partido Socialista
Asociación de Estudiantes de Residencias UCR
Progre UCR
Partido de los Trabajadores
Partido Frente Amplio
Juventud Frente Amplio
La Asociación de estudiantes de Sociología  UCR
El Consejo de Ciencias Sociales  UCR
Foro del Aborto
Red de Pre y Gestión Cultural Comunitaria. GuanaRed.
Ya Basta
Culturas Vivas Comunitarias
Confederación Unitaria de Trabajadores 
Asociación de Estudiantes de Comunicación Colectiva UCR
Frente de Resistencia Animal y de la Tierra
Sindicato de Empleados del PANI
Central General de Trabajadores
Organización Socialista
Organízate
Comité de personas interinas
Grupo Socialismo y Libertad
Colectiva A de Libertad
Sindicato de empleados de la Universidad de Costa Rica
Centro de Derechos Sociales del Migrante 
Comité campesino de lucha por la tierra Finca Changuena
Coordinadora de Lucha Sur Sur
Colectivo de Comunicación Popular Radio Machete 
Piña sin derechos
Bloque verde
Comunidades Ecologistas La Ceiba- Amigos de la Tierra.
Coordinadora por la Liberación Animal 
La Red ecologista estudiantil popular (REEP)
Red de Coordinación en Biodiversidad
Alianza de Redes Ambientales